07 noviembre 2006

VENEZUELA: RADIO PEROLA, EMISORA LIBRE Y COMUNITARIA

Las radios comunitarias seguramente constituyan la experiencia de comunicación popular que más creció al calor del proceso bolivariano, al punto de volverse una herramienta de vital importancia para las instancias organizativas en barrios y comunidades campesinas en Venezuela: otorgan la palabra a quienes protagonizan las luchas desde las bases y se organizan para profundizar la revolución. El amplio abanico de medios libres, comunitarios y alternativos se completa con periódicos, boletines, televisoras comunitarias, equipos de producción audiovisual, agencias alternativas de información, páginas web, brigadas de muralistas, carteleras y periódicos murales.

El apoyo de amplios sectores del pueblo pero también la reacción oligárquica que desencadenó el proceso de transformaciones liderado por Hugo Chávez, pusieron en primer plano la necesidad de las organizaciones de base de afrontar situaciones sociales críticas en el plano informativo y comunicacional. Mientras adquirían dinámica los conflictos por la tierra, el avance en las conquistas populares o directamente las luchas en defensa del sistema democrático bolivariano que venía a enterrar al viejo sistema del a IV República, los principales medios de comunicación comerciales, en manos de grupos del poder económico, negaban o directamente enfrentaban esta dinámica de protagonismo popular. El ejemplo más palpable seguramente haya sido el golpe finalmente fallido del 11 abril 2002, que detonó un crecimiento de estas experiencias comunicacionales que se potenciaron a partir de la resistencia y la posterior recuperación del rumbo de la revolución bolivariana.

Por lo general, estas iniciativas de comunicación popular se encuentran vinculadas a organizaciones y proyectos locales de construcción de Poder Popular. Apoyan el desarrollo de luchas y dinamizan corrientes de solidaridad. Proliferan en comunidades donde se construyen nuevas formas de organización: cooperativas, comités de tierras, comités de salud, mesas técnicas de agua, incluso de apoyo a las misiones que impulsa el gobierno. En muchos casos son resultado de varios años de experiencias en el desarrollo de iniciativas comunicacionales, que ahora cuentan con la incorporación de nuevos actores sociales, y el apoyo del Estado. Además de promover y ser parte de los procesos organizativos en el ámbito local, regional y nacional, se preocupan por impulsar modalidades creativas de expresión cultural, artística y comunicacional, abriendo paso a la rebeldía.

"Desde el sudoeste de la ciudad, en las montañas de Caricuao, rincón digno de nuestra América, avanza una onda colectiva", anuncia el locutor de RADIO PEROLA, una de las experiencias más sólidas entre de emisoras comunitarias, pilar de la Asociación Nacional de Medios Comunitarios, Libres y Alternativos (ANMCLA). Transmite en la frecuencia 92.3 FM de la populosa barriada de Caricuao, a unos 50 minutos del centro de Caracas. La radio recibió el Premio Nacional de Periodismo después del intento de golpe de Estado, en reconocimiento a la labor de los medios comunitarios y como un desafío a los medios comerciales, principales sostenedores de la reacción golpista.

Durante el año 2002, como parte de la consolidación de este proceso de protagonismo popular en los medios alternativos, el Poder Ejecutivo impulsó el "Reglamento de Radiodifusión Sonora y Televisión Abierta Comunitaria de Servicio Público Sin Fines de Lucro". Acerca de esta conquista, las contradicciones que implica el apoyo Estatal a emprendimientos independientes y la creación de la Asociación de Medios Comunitarios, Libres y Alternativos, dialogamos en enero de 2006 con Elizabeth Flores, coordinadora de Radio Perola y miembro activo de ANMCLA:

- ¿Qué cambió en concreto para una emisora comunitaria a partir de la aprobación de esa ley? ¿Implicó algún tipo de colaboración económica o en infraestructura para estas experiencias de parte del Estado?
Lo que cambió es que nuestras emisoras siempre eran consideradas ilegales, piratas, y a partir de esa ley una emisora que es parte de la comunidad tiene un permiso, una habilitación administrativa, y debería estar en igualdad de condiciones que una emisora comercial para crecer, y evitar que sean acusadas de piratas y de que se roban el espacio radioeléctrico: esto que pasó muchos años no sólo en Venezuela sino en América Latina.

En parte el Estado ha venido apoyando la creación de estos medios comunitarios, por medio de la Comisión Nacional de Comunicaciones (CONATEL), dando algunos recursos para apoyar a las emisoras comunitarias. Sin embargo es muy poco, nosotros siempre decimos que es muy poco, se queda sólo en algunas radios y el movimiento está desprotegido… Pues, nosotros como somos conocidos no nos ha ido tan mal, pero hay otras radios que no son conocidas y en parte no tienen transmisor, o no tienen equipos. En Venezuela ahorita podemos hablar de unas 400 experiencias, y apenas si el Estado apoya 60, 70 de estas iniciativas, que no es nada para el movimiento.

¿Esto implica una visión crítica, o a pesar de eso ustedes piensan que en este proceso el apoyo se va a seguir profundizando?
Yo creo que se ha avanzado, está de parte de la comunidad también exigir sus derechos, y esto es lo que sucede. Creo que sí, que hay que avanzar, estamos en mejores condiciones, no lo podemos negar, que otros países u otros momentos históricos. Nosotros no somos perseguidos por nadie, y en este momento hay un proceso, sin embargo a las instituciones todavía les cuesta. El Presidente siempre está diciendo, respecto a la burocracia, respecto a todo lo que signiifica el rol del Estado… Porque nosotros estamos haciendo una revolución con estructuras de la IV República como se llama aquí, con estructuras viejas, entonces no es fácil porque el sistema burocrático sigue siendo el mismo, independientemente de si el Presidente tiene voluntad de hacer cambios. Para todas estas transformaciones, la mayoría de las veces las comunidades chocan con estas instituciones que están regidas por la burocracia: que si el proyecto, que si el informe, que traeme ésta o aquella cosa, y la comunidad se desgasta en esa búsqueda, lamentablemente todavía estamos ahí, tenemos que seguir avanzando, y yo creo que el Presidente hace una crítica constante a eso, y nosotros también. Hay que seguir luchando…

Los recientes anuncios sobre el impulso a los... ¿consejos comunitarios?
Consejos comunales.

Estos consejos comunales, ¿potencian experiencias como las de ustedes, aquí en el barrio?¿Están funcionando?
Bueno, aquí todavía no están funcionando, se están promoviendo, pero la participación de las comunidades todavía es muy escasa. Nosotros decimos que la Constitución habla del protagonismo, sin embargo nuestro pueblo no sabía mucho de participación ni de protagonizar ese proceso, y tampoco las instituciones, entonces estamos ahorita construyendo en ese proceso. Y los consejos comunales son una experiencia importantísima, hay que potenciarla y ayudar a desarrollarlos, pero todavía está muy … No es lo que queremos, ¿no? Por lo menos en Caricuao no creo que existan muchos… Aquí en Canagua no existe (el consejo comunal), la gente lo está promoviendo, se está planteando la asamblea, se está planteando la organización, pero como una organización estructurada que participa, que propone, todavía no existe.

Siendo que hay una necesidad de que el Estado ayude, impulse y financie estos proyectos, ¿ vos sentís que en las experiencias aquí hay alguna forma de autorregulación, autolimitación en el discurso para no confrontar a veces con críticas a un Estado que tiene que ayudar?
Bueno, es difícil, en parte porque hay gente o instituciones del Estado que entienden que puedes hacer críticas, pero hay otras que no. Nosotros desde ANMCLA, la Asociación de Medios Comunitarios, hemos asumido una posición crítica ante lo que es el Ministerio de Comunicación en Venezuela, porque todavía no están dados los espacios como tiene que ser. Seguimos discutiendo lo que es el término de la comunicación, porque a veces ellos prefieren publicitar en los grandes medios comerciales, aunque los critican, prefieren publicitar ahí. Nosotros como que somos chiquitos para ellos, pero no entienden la magnitud y la importancia de que si en todas las parroquias (barrios) del país hay radios comunitarias, hay una televisora comunitaria, hay un proceso comunicacional desde el pueblo, será distinto el proceso de los medios de comunicación realmente. A pesar de que no se diga, siguen sucediendo en la práctica esas cosas. Entonces, hay gente que cree que no hay que usar la crítica porque si no le estás dando armas o elementos a la oposición, o a quienes están en contra del gobierno, entonces se hace difícil ser críticos en un proceso revolucionario. A pesar de todo tu puedes hablar, tienes libertad de expresión, puedes decir lo que quieras, pero hay sitios en las instituciones donde todavía se piensa que "estos son lo que hablan de más, critican mucho, hablan demasiado". Sin embargo uno tiene la libertad de decir lo que quiera, cuando quiera, en todo momento.

Vayamos a la experiencia de la Asociación Nacional de Medios Comunitarios, Libres y Alternativos. ¿Podés contar cómo surgió, con qué objetivos?
Ha pasado aquí que hay gente que piensa que medios comunitarios son solamente los que ha habilitado CONATEL. Nosotros decimos que no, que hay un proceso mucho más amplio, donde están las radios que no están habilitadas, las televisoras que no están habilitadas, donde están los periódicos, donde están los murales, las brigadas que están saliendo a la calle, que van más allá del espectro radioeléctrico. Entonces ANMCLA se asume como una organización, un frente donde hay múltiples sectores. Nosotros tenemos afiliados como 300 medios, tanto en web, como en televisión como en radio. Nosotros somos la organización más grande de medios comunitarios, alternativos y libres de Venezuela, con una cantidad importante de medios ya habilitados. De 200 que tiene habilitados CONATEL, yo creo que 130 son de la ANMCLA. Creemos que no solamente somos medios, siempre lo hemos dicho: somos un completo, parte de una comunidad, parte de un país. Por lo tanto no creemos que el medio se hace en la cabina, si no que somos parte de las luchas del pueblo venezolano. Por eso hemos estado apoyando las luchas de las minas del carbón, del movimiento Ezequiel Zamora, la lucha del campo, la cuestión de la tierra, también protagonizando las luchas por el espectro radioeléctrico, y las luchas de las comunidades de Caracas…. Ahorita nosotros hemos lanzado una consigna que dice "Por todas nuestras luchas", y hemos estado trabajando en eso, hicimos una marcha, hemos estado acompañando le proceso de la comunidad. ANMCLA tiene que ser una herramienta para impulsar, tiene que ser una herramienta nacional. Tenemos presencia en 20 de los 24 estados del país. Hay unas experiencias muy bonitas como El Cardumen, que está en Margarita; tiene más de 15 radios comunitarias, todas tienen nombre de peces… un conjunto de peces que nadan juntos aunque son diferentes.

¿Cómo se organiza ANMCLA, tiene una comisión directiva, o el funcionamiento está descentralizado?
Tenemos un equipo de coordinación nacional, donde allí nos agrupamos desde todo el país. También tenemos una red por estados, donde se organizan los medios regionalmente. Nosotros en Carabobo nos llamamos ARMAC, Asociación de Radios y Medios Comunitarios del estado de Carabobo; en Esparta, Cardumen, y en Bolívar la Red TEPPUI. Somos muchas redes juntadas en una sola organización a nivel nacional. Está descentralizado, pero también en algún momento obviamente centralizamos, para hacer planes, para acordar, para construir. Entonces eso obviamente nos implica que hacemos un encuentro nacional todos los años. También este año innovamos, que no lo habíamos hecho, hicimos un encuentro regional, por lo menos la región Central que es Caracas, Carabobo, Miranda… Nos reunimos en un encuentro toda la región central del país para discutir cuáles son los aportes que vamos a hacer. Nosotros estamos trabajando en distintas plataformas que llamamos Comunicación, Defensa, Vida social y Producción. Y allí vamos construyendo una plataforma en estos sentidos: cómo autogestionamos el medio, cómo nos vamos a defender a la hora de que algo … nosotros decimos que vivimos en contingencia continua en el país, y entonces pensamos cómo avanzar en comunicación, cómo creamos más medios, cómo acompañamos a la gente. Obviamente eso implica debates, construcción, ponernos de acuerdo.

Entrevista realizada en la Radio Perola, Caricuao, Caracas. 9 de febrero de 2006.

Radio Perola en Internet: http://radio-perolafm.blogspot.com/

Otras experiencias de comunicación popular en Venezuela:
Vive TV: http://www.vive.gob.ve/
Asamblea Popular Revolucionaria (APORREA): http://www.aporrea.org/



http://www.prensadefrente.org/pdfb2/
index.php/a/2006/11/06/p2278

1 Comments:

At 6:18 p. m., Blogger martin said...

como se mantiene una radio cumunitaria

 

Publicar un comentario

<< Home