07 julio 2006

Dígase “comunitarias” y no más “truchas”

Una resolución del COMFER reconoció legalmente a 126 radios comunitarias lo que les quita a éstas el estigma de la ilegalidad. De todos modos, la Federación que las agrupa continuará batallando por una nueva Ley de Radiodifusión.

Por Patricio Tesei


El dramaturgo alemán Bertolt Brecht escribió entre 1927 y 1932 una teoría donde afirmaba que la radio podría ser el más gigantesco medio de comunicación imaginable en la vida pública solo cuando consiga que el oyente no sólo escuchase sino también hablase. En otras palabras, cuando todos puedan tener acceso al micrófono, a la palabra y al éter. Y por ahí vamos.

Aunque los intereses económicos y, por sobre todo, el paso de los militares por el Gobierno argentino todavía suenen fuerte -por lo menos en el espíritu de una ley-, una resolución del COMFER que reconoce legalmente a más de un centenar de radios comunitarias echa una luz de esperanza a que, por lo menos en una oportunidad, la historia pueda cambiar y eliminar de una buena vez una ley de la dictadura por una de la democracia, aunque esto no sea garantía de nada.

Después de 16 años de lucha por el reconocimiento legal, 126 radios comunitarias del país fueron reconocidas legalmente por la resolución Nº 753/06 del Comité Federal de Radiodifusión (COMFER). Del total de las emisoras, algunas integran el Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO) y cuatro son de la Ciudad: Frecuencia Zero FM, 92.5 -Mataderos-; Radio Comunitaria Bajo Flores 88.1; FM La Tribu 88.7 y Radio La Colifata 100.3.

“Nos da una especie de legalidad. Se hizo un censo y se reconocieron algunas emisoras. No significa la legalidad absoluta sino un aval al funcionamiento. De esta manera, salimos de la clandestinidad total. Es diferente a los PPP (Permisos Precarios Provisorios). Lo que se dio es un marco para entidades. Es una cosa novedosa que podría significar el acceso a una licencia, pero el gran objetivo es cambiar la ley de radiodifusión. Por otro lado, no todas las radios reconocidos están agrupadas en FARCO”, reconoció a este semanario uno de sus integrantes.

Este reconocimiento legal no establece límites de potencia, ni ninguna otra exigencia, más que mantener lo declarado por las propias radios durante el censo realizado por el COMFER en diciembre de 2005. Además, están autorizadas a emitir publicidad y deben tener la documentación de la personería jurídica de la entidad a la que pertenecen.

“Por primera vez el Estado argentino otorga autorizaciones a organizaciones sociales para ser titulares de servicios de radiodifusión y esto no es nada más ni nada menos que el resultado de años de lucha de la organizaciones” afirma Néstor Busso, presidente de FARCO. “No nos conformamos con esto. Queremos impulsar otros modelos de comunicación participativos, democráticos, que promuevan la justicia y la equidad. Por eso seguiremos trabajando para conseguir una nueva ley de Radiodifusión” (ver recuadro).

La historia de una lucha sin fin

“No es una licencia, es un reconocimiento a funcionar. Ahora se abre otra discusión porque el reconocimiento es hasta tanto se normalice el espectro radiofónico y nos obliga a presentarnos en el llamado a concurso, que se piensa hacer con la anterior ley.

Lo que pasa es que una de las políticas del COMFER es normalizar con la vieja ley, asegurarse de veinte años más de licencias, y después sentarse a discutir una nueva ley. Primero, nosotros queremos una nueva ley y, después, normalizar la situación”, afirmó a NOTICIAS URBANAS Javier Daruich, integrante de la cooperativa de trabajo FM Frecuencia Zero.

La ley de Radiodifusión de la dictadura militar (Nº 22.285) prohibía que las entidades que no fueran una empresa comercial pudieran acceder a una licencia de radio. Por ello, en 1991 comenzó una batalla legal para lograr el reconocimiento cuando la radio Comunidad Enrique Angelelli y FM Suyay (Neuquén) presentaron un recurso de amparo al que la Justicia hizo lugar, permitiendo en esos casos “continuar con el uso habitual de la frecuencia”.
Luego en 1994, La Ranchada de Córdoba presentó otro recurso logrando que la Corte Suprema de Justicia dictamine que “el artículo 45 de la ley de Radiodifusión era inconstitucional”, algo que se aprobó en agosto de 2005.

“No es una nueva ley pero fue una modificación importante, porque permite que las entidades sin fines de lucro puedan ser titulares de licencias. Sólo quedan fuera las entidades prestadoras de servicios públicos” explicó Busso, a través de un comunicado.

Así, el COMFER realizó en diciembre de 2005 un censo para determinar la cantidad de radios no comerciales que operan, como el comienzo de un proceso de normalización del espectro radioeléctrico.

Esto sirvió de antecedente para la resolución firmada el pasado 5 de mayo que reconoce a más de un centenar de radios comunitarias, entre ellas, 23 de Capital Federal y provincia de Buenos Aires; 2 de Chaco; 3 de Chubut; 6 de Córdoba; 4 de Corrientes; 4 de Entre Ríos; 9 de Formosa; 2 de Jujuy; 2 de La Pampa; 1 en La Rioja; 6 en Mendoza; 18 en Misiones; 7 en Neuquén; 6 en Río Negro; 9 en Santa Fe; 4 en Santiago del Estero; 5 en Tucumán, entre otras.

“Antes estábamos en la ilegalidad, no teníamos nada. Otras radios tienen un recurso de amparo, un PPP o un PPP a nombre de otra persona. En realidad, hay muy pocas radios que pueden acceder a una licencia.

En cualquier momento podíamos ser decomisados por el COMFER por ser clandestinos. Igual, la política es no salir con los tapones de punta hasta tanto se normalice la cuestión, que tiene que ser antes de que termine el mandato de Néstor (Kirchner)”, agregó Javier Daruich.

El diputado nacional por Rio Negro Osvaldo Nemirovsky tiene en carpeta un proyecto sobre los que se basan los 21 puntos de acción de FARCO. La idea es que lo ponga en discusión entre sus compañeros pero parece que el ordenamiento que impulsó el COMFER lo parará y, a pesar de lo que se consiguió para muchas personas, queda una deuda pendiente.

Milciades Peña: “Hay que apoyar a las radios comunitarias”

El ex legislador porteño y uno de los impulsores de Fuerza Baires tuvo un par de programas de FM La Tribu, “Al sur de Capricornio” y “El semillero”, que actualmente emite en AM 930, radio Génesis. “El desarrollo de las radios comunitarias es de suma importancia y es muy bueno que exista alguna especie de reconocimiento. Era algo que se venía hablando”, destacó a NOTICIAS URBANAS.

“Son emprendimientos muy importantes para el desarrollo de los barrios en la medida que no pierdan de vista su punto de influencia y compitan con las grandes radios en lo que se refiere a contenidos, sobre todo con la división de la Ciudad en comunas”, manifestó el ex diputado del bloque Confluencia.

“Además, representan canales alternativos de expresión y una fuente valiosísima de trabajo para periodistas independientes”, agregó por último el político que se hizo conocido por su duro enfrentamiento con el ex jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, después de la tragedia de Cromañón y durante el proceso de juicio político en su contra.

El gran objetivo: la nueva ley de radiodifusión

FARCO integra actualmente la Coalición por una Radiodifusión de la Democracia que propone 21 puntos básicos para una nueva Ley, que se pueden ver en www.coalicion.org.ar. Entre los más destacados se pueden nombrar a los siguientes:

* Toda persona tiene derecho a investigar, buscar, recibir y difundir informaciones, opiniones e ideas, sin censura previa, a través de la radio y la televisión, en el marco del respeto al Estado de derecho democrático y los derechos humanos.
* La radiodifusión es una forma de ejercicio del derecho a la información y la cultura y no un simple negocio comercial.
* Se garantizará la independencia de los medios de comunicación.
* Las frecuencias radioeléctricas no deben transferirse, venderse ni subastarse. Nadie debe apropiarse de las frecuencias.
* Si unos pocos controlan la información no es posible la democracia. Deben adoptarse políticas efectivas para evitar la concentración de la propiedad de los medios de comunicación.
* Deberá mantenerse un registro público y abierto de licencias.
* No podrán ser titulares de licencias de servicios de radiodifusión ni integrantes de sus órganos directivos, quienes ocupen cargos electivos oficiales nacionales, provinciales o municipales, funcionarios públicos de los distintos poderes, miembros de las Fuerzas Armadas y de seguridad, como así tampoco aquellos que hayan tenido participación comprometida con violaciones a los derechos humanos.
* Existen tres tipos de prestadores de servicios de radiodifusión: públicos, comerciales y comunitarios de organizaciones de la Sociedad Civil sin fines de lucro.


http://www.noticiasurbanas.com.ar/cultura.shtml?AA_SL_Session=9cbcbfa8d6cfe3bd1e209aa1d1f1afaa&x=52825

3 Comments:

At 7:14 a. m., Blogger steelboy28 said...

Here are some links that I believe will be interested

 
At 9:50 a. m., Blogger best4chance said...

Greets to the webmaster of this wonderful site! Keep up the good work. Thanks.
»

 
At 5:42 a. m., Blogger mobilemob said...

I'm impressed with your site, very nice graphics!
»

 

Publicar un comentario

<< Home