11 junio 2008

Principios regulatorios para radio y TV comunitaria en América Latina

Carlos Rafael Diéguez. B
Rebelión


La Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) cumple veinticinco años (http://www.amarc.org) y en este contexto de recordación América Latina acaba de anunciar 14 principios para un marco regulatorio democrático sobre radio y TV comunitaria que constituye una guía de responsabilidad de difusión de contenidos sin precedentes que no solo sirve para este movimiento; es un ejemplo para otros sectores mediáticos si tenemos en cuenta la desleal competencia donde prima la recolonización de nuestras culturas a través de contenidos foráneos que imponen otros modos de vida a la población del Bravo a la Patagonia.

Los principios están recogidos en un documento denominado "Mejores prácticas sobre marcos regulatorios en radiodifusión comunitaria", fruto de la investigación de especialistas y expertos durante dos años. Los principios que se proponen intentan armonizar y hacer compatibles las regulaciones internacionales de derechos humanos y el respeto a la comunicación y la libertad de expresión. La guía se inserta en el universo mediático al comparar e incluir elementos de otros marcos regulatorios de los cinco continentes y contextualizarlo.

El documento compara los marcos regulatorios sobre radiodifusión de veintinueve países de los cinco continentes para identificar las mejores prácticas en legislación y políticas públicas dirigidas a reconocer y promover la radio y TV comunitaria.

Los catorce principios presentados buscan promover la incidencia de la sociedad civil en la definición de políticas públicas y marcos regulatorios en radiodifusión orientados a lograr el reconocimiento y garantizar del ejercicio de los derechos de libertad de expresión e información a través de los medios comunitarios. Los 14 principios del novedoso documento se encuentran en http://www.gacemail.com.ar/Detalle.asp?NotaID=7634

Un buen reto para tratar de establecer un justo orden. La guía puede convertirse en una demostración de como América tiene diversidad de opciones y potencialidades para unirse. Si los gobiernos apoyan y de verdad hacen caso a estos principios, las comunidades del continente, sus pobladores, comenzarían a descontaminarse y propiciar un entorno mediático capaz de cultivar educación y cultura como formas elementales de ser verdaderamente libres.

Los 14 principios sirven además para que los dueños de los grandes consorcios de prensa piensen como cambiar y perfeccionar algunas estrategias, hasta hoy determinadas por normas del mercado tangible. Hacer radio y televisión es fruto del espíritu, de conciencias y no de dinero. El día que las radios y los canales de televisión comunitarios puedan tributar sin frenos a los grandes medios, entonces la democracia será participativa y no tan representativa, tema abordado por José Ignacio López Vigil en una entrevista publicada en Rebelión (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=64615) donde afirma que “...en la medida en que la gente habla, reclama sus derechos, protesta, opina... se fortalece lo que hoy es más urgente en América Latina, la democracia participativa. De "representantes" estamos ya bastante saturados”.

En los nuevos principios dados a conocer se afirma que la radiodifusión comunitaria debería estar “expresamente reconocida en la ley como una forma diferenciada de medios de comunicación” beneficiada por “procedimientos equitativos y sencillos para la obtención de licencias” de esta forma se permitiría el acceso a publicidad sin obstáculos técnicos para acceder a la radio y la TV.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=68614&titular=principios-regulatorios-para-radio-y-tv-comunitaria-en-am%E9rica-latina-

2 Comments:

At 12:05 a. m., Blogger Carlos Rafael said...

Muchas gracias por publicar nuestro artículo, pienso que los principios que aqui se consignan debieran estar en un plegable en todos los medios del mundo.
El documento regulatorio es un buen ejemplo de apelación a lo racional y justo. Los medios comunitarios son corazón y arterias de sentimientos de la gente mas humilde de America.

 
At 2:55 p. m., Blogger Carlos Gustavo said...

La democracia consiste en poner bajo control el poder político. Es esta su característica esencial. En una democracia no debería existir ningún poder no controlado. Ahora bien, sucede que la televisión se ha convertido en un poder político colosal, se podía decir que potencialmente, el más importante de todos, como si fuera Dios mismo quien habla. Y así será si continuamos consintiendo el abuso. Se ha convertido en un poder demasiado grande para la democracia. Ninguna democracia sobrevivirá si no pone fin al abuso de ese poder... Creo que un nuevo Hitler tendría, con la televisión, un poder infinito. Karl Popper 1996

 

Publicar un comentario

<< Home